18°C
Chacao, Venezuela
21
ene

Tradiciones

Los Palmeros de Chacao

palmero

En Chacao la Semana Santa inicia con una gran tradición: Días antes del Domingo de Ramos, los distintos grupos de Palmeros (en su mayoría, familias de mucho arraigo en El Pedregal) suben al cerro El Ávila para colectar la Palma Real, que llega a la Iglesia de San José de Chacao la tarde del sábado y es bendecida y repartida entre los fieles el Domingo de Ramos.

La tradición surge a finales del siglo XVII, durante una epidemia de fiebre amarilla que diezmaba a la población chacaoense, se dice que un sacerdote rogó por el cese de la peste y a cambio ofreció que los peones de las haciendas subieran a la montaña en busca de hojas de palma para ofrecerlas en la iglesia el Domingo de Ramos.

Hoy en día, los Palmeros de Chacao, son una Asociación Civil sin fines de lucro a través de la cual se realizan labores ecológicas, educativas y culturales en Chacao y en todo el cerro El Ávila.

 

El Pedregal

el=pedregal

La comunidad de mayor historia del municipio. Celebra su aniversario cada 17 de septiembre, fecha que aparece en un documento que registra, hace casi dos siglos, la venta de un terreno propiedad de Doña María Silvestra Pantoja a José Matías Blanco y María del Carmen Laviana. Ese terreno era denominado originalmente “El Pedregal”, y su perímetro corresponde al espacio donde hoy está asentada esta comunidad popular.

Como tradición, se entrega un reconocimiento a aquellas personas que han contribuido al mejoramiento del sector. Este reconocimiento lleva por nombre “La Piedra de El Pedregal”, elaborado con piedras bajadas del cerro Él Ávila, que se colocan sobre una base de madera. Los vecinos colocan kioscos de comida decorados, y en ellos se ofrecen productos típicos venezolanos.

 

La quema de Judas

quema-judas

Otra celebración tradicional durante al Semana Santa de Chacao, típica también de muchos pueblos del interior de Venezuela. Consiste en elaborar un muñeco con trapos y rellenarlo con cohetes o cualquier material inflamable.

Por lo general, los vecinos entregan ropa vieja para vestir al muñeco, tarea que se le asigna a uno o varios vecinos y otro grupo se encarga de redactar el testamento, en el que se hace referencia al quehacer diario del personaje que inspira Judas. Es costumbre que el Judas represente a un personaje público a quien la comunidad quiera parodiar.

 

La Santa Cruz de Mayo

cruz-mayo

En los días en que Chacao estaba conformado por haciendas, existía una cruz en cada uno de los muros que las separaba del pueblo. Por iniciativa de dos hacendados, don Simón Jurado y don Juan Antonio Blanco, se comenzó a celebrar el Velorio de la Cruz de Mayo con un altar, celebraciones eucarísticas, procesiones y festividades.

En la calle La Manguera se prepara esta celebración con anticipación. Se decora la calle, se alquila un toldo para que el sacerdote ofrezca la misa; participan músicos y en la tarde se pasea la cruz por las calles. En el callejón Poleo de El Pedregal se realiza una celebración muy alegre. Desde la mañana se comienza con los preparativos para adornar el callejón.

 

Procesión de El Nazareno

nazareno

El Viernes Santo de cada año, desde hace más de dos siglos, un grupo de hombres organizados en la Fundación de Cargadores de Santos lleva sobre sus cabezas la imagen de Jesús de Nazareth, que sale en procesión desde la iglesia San José de Chacao y recorre las principales calles del casco histórico del municipio.

Los vecinos acompañan el recorrido unidos por la fe, con un gran respeto a una de las tradiciones más arraigadas de la comunidad.

La conocida Fundación de Cargadores de Santos de Chacao, ha realizado una increíble labor al mantener viva esta tradición que continúa pasando de generación en generación, ya por más de 200 años.

 

Procesión de los santos Cosme y Damián

san-cosme-san-damian

El origen de la procesión en honor a los santos Cosme y Damián se da por una promesa hecha por una vecina, Susana Bocaccini, quien ofreció organizar una procesión si estos santos intercedían en la curación de un familiar.

En sus inicios se hacía portando un afiche con la imagen de los santos, pero Susana Bocaccini viajó a Italia, y adquirió un par de imágenes que todavía son veneradas en el municipio. Tras la muerte de la señora, su hija Carmela continúa la tradición, organizando el recorrido de las imágenes por las calles y dejándolas en custodia de Carmelo Milano, quien contacta con Nicolás Centrote y Pascual Savino, quienes la ayudan con la organización y sustento de la procesión.

 

Procesión de La Cruz de El Pedregal

cruz-pedregal

Desde el Miércoles y hasta el Viernes Santo, se celebra en la zona popular la procesión de La Cruz de El Pedregal, en recuerdo de la muerte de Jesús.

Una tradición muy arraigada en la comunidad, organizada desde hace décadas por la Fundación del Santo Sudario.

 

Celebración en honor a Santa Cecilia

santa-cecilia

Santa Cecilia se destacó en vida por la belleza de su voz. Por este motivo fue escogida como patrona de los músicos y el día de conmemoración de la santa, es también el de los profesionales de este ramo. El insigne compositor e investigador musical Vicente Emilio Sojo, vecino de Chacao hasta su muerte en 1974, instauró en el municipio la costumbre de celebrar el día de Santa Cecilia.

Cada 22 de noviembre se lleva a cabo una misa en honor a la patrona de los músicos que hoy en día organiza el alumno de Sojo, Pedro José Betancourt. Éste, compuso el 22 de noviembre de 1991 el tema Un Canto a Santa Cecilia, interpretado por Miriam Janeth Morales, Julieta, alumna del profesor Carlos Almenar Otero.

 

Veneración del nacimiento de Pajaritos

nacimeinto-pajaritos

En el sector Pajaritos se mantiene desde hace más de 50 años una tradición que consiste en que todos los residentes de la parte norte se organizan desde el 15 de diciembre y construyen un nacimiento.

Lo significativo es que durante el año la comunidad se pone de acuerdo en como debe realizarse. La veneración se realiza el 24 de diciembre, cuando se reparten los regalos a cada niño, y concluye el 14 de enero, día de la Parranda del Niño Jesús.